•  22 de Mayo del 2019

Brexit: Reino Unido y UE acuerdan retrasos hasta el 31 de octubre

La Unión Europea ha ampliado el plazo en seis meses al Reino Unido para una salida Brexit, tras seis horas de conversaciones en Bruselas.

Redacción -

Gran Bretaña seguirá siendo un estado miembro de la UE hasta el 31 de octubre, con la opción de retirarse antes si Theresa May puede asegurar el apoyo de los comunes para el acuerdo Brexit.

"La Unión a 27 y Reino Unido han acordado una prórroga flexible hasta el 31 de octubre. Esto significa que Reino Unido tendrá seis meses más para encontrar la mejor solución", ha anunciado el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, a través de su cuenta oficial de Twitter.

Tras un debate de seis horas entre los líderes de la UE, llego el pacto, hacia las dos de la madrugada por la primera ministra británica, Theresa May, el cual concede más tiempo a Londres para ratificar un acuerdo de salida, como deseaba Alemania, excluyendo al Reino Unido de la próxima Comisión Europea, como planteaba Francia.

El Reino Unido debe ahora celebrar elecciones europeas en mayo o irse el 1 de junio sin un acuerdo.

Francia ha mantenido la posición más dura, según diversas fuentes, exigiendo una prórroga corta si no se podía garantizar que Reino Unido no bloqueará el funcionamiento de la UE mientras siga siendo Estado miembro de pleno derecho.

Fuentes del Elíseo sostienen que la prórroga acordada "limita el impacto" de la presencia de Reino Unido en las instituciones europeas y recalcan que es un plazo menor que el de marzo de 2020 que planteó Tusk.

La oferta del bloque incluye una serie de condiciones estrictas para tratar de evitar que el que Reino Unido siga siendo Estado miembro altere el buen funcionamiento de la Unión Europea, por lo que se le exige una cooperación leal.

Gibraltar

Técnicamente es un territorio británico de ultramar, según la visión del Reino Unido. Para España —y más recientemente, también para el Parlamento Europeo— se trata de una colonia británica. La misma postura tiene el Comité de Descolonización de Naciones Unidas, que lo incluye en su lista de territorios no autónomos.

El principal partido de la oposición, los socialdemócratas de Gibraltar (GSD), ha descrito el Acuerdo como "intrusivo y perjudicial para los intereses de Gibraltar, argumentando que el Acuerdo socava la soberanía fiscal de Gibraltar y podría afectar su capacidad para atraer inversiones internas".