•  10 de Diciembre del 2018

Asuntos Sociales refuerza los programas de prevención del fracaso escolar y el absentismo ampliando actividades y creando una Escuela de Padres

Redacción -

Con el inicio del curso académico 2018/2019, la concejalía de Asuntos Sociales ha iniciado sus programas de intervención en fracaso escolar, absentismo y conductas disruptivas.

Los programas se encuentran enmarcados dentro de la intervención preventiva que lleva a cabo la concejalía, cuyos objetivos son la integración educativa, social y personal de los menores en los diferentes contextos en los que se relaciona (centro educativo, barrio y familia). Por cada contexto se llevarán a cabo una serie de programas.

En los centros educativos se desarrollarán programas de prevención del fracaso escolar y el absentismo: Se trabajan con tres centros de primaria y cinco de secundaria, incluyendo contenidos relacionados con las habilidades sociales, la inteligencia emocional, la autoestima, el autocontrol y la flexibilidad cognitiva. El objetivo de esta intervención es la integración del menor en el centro, la reducción de conductas problemáticas en el aula y su desarrollo socioeducativo, evitando el fracaso escolar, el absentismo y el abandono. Se llevan a cabo en horario de mañana en los centros educativos y se atienden a un total de 140 menores.

En el barrio se contemplan programas de refuerzo educativo, tales como la intervención destinada a la ayuda de la mejora de las competencias académicas a través del apoyo en las actividades diarias del centro educativo y el refuerzo de aquellas capacidades en las que el menor necesita mejorar. Se desarrolla en la barriada del Junquillo en horario de tarde, dos veces por semana y se atienden a un total de 25 niños.

Además, se promueven programas de ocio y tiempo libre, con la intervención en el uso de un ocio y tiempo libre de calidad y conseguir hábitos saludables. Se desarrollan a través de actividades relacionadas con el deporte a través de salidas en bicicleta, salidas a pie y de partidos de futbol. Se realizan un viernes al mes, en horario de tarde, en la barriada del Junquillo.

Con respecto a la familia, se llevará a cabo la Escuela de padres, destinada a facilitar herramientas positivas a los padres para la crianza adecuada de adolescentes con problemas de conducta. Se pone en marcha con grupos de cuatro o cinco padres en horario de tarde con una intervención de cuatro sesiones.

Ante la buena acogida en los centros educativos y las familias, y tras estudiar los resultados de ejercicios anteriores, este año se han reforzado los programas en los centros ampliando el trabajo grupal con los alumnos de cuarto y quinto de primaria. Las actividades con estos grupos irán encaminadas a mejorar las habilidades sociales, la inteligencia emocional y el autocontrol de grupo-clase. Otra de las novedades de este curso va a ser la ampliación del aula de refuerzo educativo en el propio barrio, a una tarde más a la semana y como nueva actividad destaca la Escuela de padres, como complemento al trabajo realizado con los menores.

Las acciones enclavadas en este tipo de programas preventivos son uno de los pilares en los que se trabajarán con las familias especialmente en zonas desfavorecidas, formando parte en un principio de los itinerarios planteados en el plan local que se está elaborando para conseguir financiación, con la que actuar de forma integrada en las zonas identificadas como desfavorecidas, concretamente en Junquillo y Atunara. Para poder lograr la integración de estas zonas y mejorar la inserción socio-laboral de las personas en riesgo de exclusión, desde la concejalía de Asuntos Sociales se considera importante empezar por los cimientos, donde la educación y formación de los menores es un punto crucial del que partir, cumpliendo el objetivo de incrementar el éxito y el nivel formativo mediante el desarrollo de programas educativos adaptados a la realidad de las zonas, reforzando fuera del horario de la educación reglada, incluso el apoyo educativo del alumnado expulsado.