•  19 de Noviembre del 2017

La Aavv Santiago-Conchal-Castillo exige soluciones a los problemas en la red de pluviales y fecales

Redacción -

Reunión en Mayo entre ayuntamiento y la AAVV Santiago-Conchal-Castillo

Reunión en Mayo entre ayuntamiento y la AAVV Santiago-Conchal-Castillo

La junta directiva de la asociación de vecinos Santiago-Conchal-Castillo se reunió el pasado viernes, día 14, en los locales de la Asociación, para informar a los asociados sobre las gestiones llevadas a cabo en relación con la problemática de la red de pluviales en la zona.

Para la asociación no parece justa la solución propuesta por Argisa a este problema particular, consistente en crear una nueva acometida pero costeada por los propietarios de los pisos de esa III fase.

Por otra parte, de todo el vecindario deficiencias en materia de aguas fecales y pluviales del barrio. Por otra, era nuestra intención que los propios socios colaborasen en esa materia, comentando con otros vecinos y vecinas la situación de la referida problemática.

A este efecto, se comunicó a los asistentes que miembros de la junta directiva se habían entrevistado con dos concejales del Equipo municipal de gobierno y dos técnicos de Argisa y Aqualia. Aunque ya eran conocedores de los problemas que iban a tratarse, la Asociación hizo un resumen del estado actual y de lo que había venido observándose desde hacía tiempo. Se partió de la situación puntual existente en las calles La Estrella y Cristo de Medinaceli, concretamente en el edificio Residencial Santiago III fase, que presentaba anomalías difíciles de explicar, ya que algunas arquetas existentes en el plano de saneamiento no podían verificarse en la realidad, puesto que en C/ Medinaceli existe únicamente alcantarillado de aguas pluviales y no de fecales. Lo cual quiere decir que, al menos parte de las aguas fecales vierten directamente al alcantarillado, es sabida la frecuencia con la que se producen vertidos de fecales en las calles La Estrella y Pasaje San Mateo y cómo en los momentos de lluvias torrenciales muchas alcantarillas de las susodichas calles más las de Santiago y Galileo, revientan y mezclan en la vía pública los dos tipos de aguas.

La segunda de las reuniones, a la que asistió el Alcalde y la Concejala de Participación Ciudadana, no aportó nada nuevo, salvo la promesa de que los técnicos revisarían los puntos conflictivos y se actuaría de acuerdo a los informes que se presentasen.

En el encuentro de la junta directiva con los socios se comentaron y ampliaron los puntos aquí referidos y se hizo hincapié en que los problemas señalados no afectaban únicamente a algunos vecinos, sino que todos podíamos vernos alcanzados por las consecuencias de tipo sanitario, higiénico y medioambiental. En consecuencia, se hacía una llamada a que se concienciara de ello el mayor número posible de personas de la barriada y estuvieran dispuestas no sólo a colaborar, a unirse y luchar por que el Ayuntamiento ponga prontas y eficaces soluciones a las cuestiones planteadas.